Plaza de la Fuente

La Plaza de la Fuente, conocida popularmente como Plaza del Cura, debido a que en ella se ubica la casa parroquial, fue hasta principios de los años 80 una laguna, la laguna de la Fuente.

Tras desecarla, se construyo una primera plaza de forma circular con plataneros y bancos en el perímetro y una farola de gran altura en el centro. La mitad de la plaza estuvo ocupada con unas canastas donde todos los jóvenes de aquella época aprendimos a jugar al baloncesto.

Tras la remodelación durante la primera década del actual siglo, se ha dotado a la plaza de un quiosco de música y una zona ajardinada en altura, además de una fuente oculta a ras de suelo.

En esta plaza, además de la casa parroquial, se encuentran el nuevo centro cívico y el salón parroquial, además de algunos comercios.

42.354826,-5.750806